¡YouTube me ha regalado un GIF!

El término youtuber está mal empleado, en mi opinión. Yo no soy youtuber, el 90% de la gente que creamos contenido para YouTube no somos youtubers. Los youtubers viven de ello, por eso son youtubERS, porque la -er indica que es una profesión. Los demás, nos limitamos a ser CDC (creadores de contenido) y, a veces, ni eso.

Existen muchos tipos de CDC. Están los que quieren pasar el rato, los que buscan con quien hablar, los que quieren ser ricos, los que quieren ser virales, los que dan formación… y luego estamos los que buscamos crecer. Yo no quiero ser viral, sino crecer como creadora. Quiero crear cada vez más contenido y mejor, hasta que llegue un día en que, sin tener recurrir a los click baits ni la viralidad, pueda decir que soy una profesional que se mantiene auténtica pese a las modas. Me gusta ser yo misma, y eso es complicado cuando entras en un juego donde ganan los que hacen lo mismo que todos pero haciéndolo mejor que todos.

El caso, es que esa dificultad hace que avance más despacio. Tengo muy buenos contactos a raíz de la gente que he conocido en los vídeos, influencia en grupos que me ayudas a aprender a gestionar personas, proyectos abiertos y proyectos propuestos, estoy aprendiendo mucho y disfruto de las horas que paso aprendiendo y trabajando, aunque no sea económicamente rentable. Por eso, es un gran logro para mí haber conseguido que me sigan tantas personas pese a no seguir los estándares que le gustan a todo el mundo. Y es que hoy puedo celebrar que somos más de 1000 amigos en mi canal. Mi contenido es genérico y gusta a la mayoría de la gente, pero está hecho de una forma que solo gusta a unos pocos. Y esos pocos cada vez son más, y es algo sorprendente. Gracias. Me demostráis que vale la pena ser uno mismo, y que se puede ser feliz así.

YouTube me ha felicitado esta semana. En un email muy simpático, me informaba de que he alcanzado mis primeros 1000 seguidores y de que he subido de categoría. Las categorías en YouTube tienen nombres muy interesantes: cuando empezamos, todos somos grafito. Cuando alcanzas los 1000 seguidores, te conviertes en ópalo. Yo ya soy ópalo, y eso me da una serie de ventajas sobre los grafito que, desgraciadamente, no puedo explotar viviendo en Murcia.

Como regalo, YouTube también ha considerado enviarme un gif. Sí, señores, una imagen gif, una animación. Es simpatiquísima y me parece un detalle bonito. Espero lograr más de estas en el futuro y convertirme en alguien conocido que pueda trabajar en muchos proyectos con mucha gente profesional. Por mi parte, mis bananas y yo seguimos conectadas a la ola digital ^^

Dav ♥

Dav Valdahla

Aprendiz vocacional, psicóloga de 27, estudiante de marketing digital •◘○ Soñadora lenta, gamer, blogger, youtuber, fan del misterio, el arte, el baile y Disney ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

◕ ¡MIRA ESTO! ( ͝סּ ͜ʖ͡סּ)